Las mujeres tienen desafíos financieros que aún no han sido adecuadamente resueltos.

 

Entendiendo correctamente estos desafíos y ayudando a las mujeres a hacerse cargo de su bienestar financiero, los empleadores tendrán mujeres no solo más comprometidas, sino también más productivas y propensas a desenvolverse entre su fuerza laboral, dando como resultado un mejor.

 

Te invitamos a leer el punto de vista de Mercer para conocer más.

Descargar informe: