El poner al alcance de los colaboradores programas de Bienestar financiero les permite hacer frente a los momentos de incertidumbre. Esto forma parte importante no sólo del compromiso de la organización a nivel social, sino que es un vehículo para mejorar la productividad y elevar el engagement. Estas acciones se permean en la cultura de la organización, su reputación de responsabilidad social y los resultados financieros.

 

Sin embargo, para poder implementar un plan de acción de programas de Bienestar Financiero, es necesario contar con información sobre los colaboradores que nos permita conocer en dónde se encuentran, segmentar nuestra población de manera efectiva y precisa, para ofrecer soluciones a las medidas de sus necesidades.

 

Esto nos permite cumplir tanto objetivos individuales como a nivel organizacional correlacionándolos inclusive con los planes de acción de la NOM035.

Descargar