Costo de Vida Internacional 2016 de Mercer

Sala de prensa

Impactan volatilidad e inflación paquetes para expatriados

  • 22 de junio de 2016
  • Nueva York, Estados Unidos
  • En su edición número 22, el estudio elaborado por la consultora líder en RH destaca, sin embargo, la continuidad de enfoque de las empresas por mantener su política de movilidad como estrategia de negocio
  • Desciende la Ciudad de México y Monterrey al lugar 169 y 197 respectivamente, en comparación con el año pasado
  •  Hong Kong encabeza este año el ranking, mientras Windhoek (en Namibia) se ubica como la ciudad menos costosa

Nueva York, 22 de junio de 2016.- A diferencia del año pasado, Hong Kong ahora encabeza la lista de las ciudades más caras para expatriados, desplazando al segundo puesto a Luanda, en Angola,  (que por tres años consecutivos permaneció en primer lugar), de acuerdo a la Encuesta anual de Costo de Vida Internacional, realizada por la consultora líder en Recursos Humanos, Mercer.

En su edición número 22, el estudio de Mercer indica que Zúrich y Singapur se mantienen en el tercer y cuarto puesto, respectivamente, mientras que Tokio se ubica en el quinto, seis lugares más arriba con respecto al año pasado. Kinshasa, que ocupa el sexto lugar, aparece por primera vez entre las 10 ciudades más caras, ascendiendo desde la decimotercera posición.

Otras localidades que figuran entre las 10 ciudades más caras para expatriados, según el ranking de Mercer, son Shanghai (7), Ginebra (8), Yamena (9) y Beijing (10). Las más baratas del mundo para expatriados son Windhoek (209), Ciudad del Cabo (208) y Bishkek (207).

Factores como la fluctuaciones de la moneda, la inflación en los costos de bienes y servicios, y la inestabilidad de los precios de alojamiento, contribuyen al costo de los paquetes de expatriados para empleados en asignaciones internacionales.

Aún con la volatilidad de los mercados globales y los crecientes problemas de seguridad, las organizaciones siguen aprovechando las estrategias de expansión global para mantener su competitividad y crecimiento. A pesar de ello, son pocas las organizaciones que están preparadas para los retos que enfrentan sus negocios como consecuencia de los acontecimientos mundiales, incluido el impacto en el costo de los paquetes de expatriados.

“A pesar de los avances tecnológicos y el surgimiento de una fuerza laboral conectada a nivel global, la implementación de empleados expatriados sigue siendo un aspecto cada vez más importante de la estrategia de negocio de una compañía multinacional competitiva”, asegura Ilya Bonic, Senior Partner y Presidente del negocio de Talento de Mercer.

Sin embargo, agrega, con la volatilidad de los mercados y el estancamiento del crecimiento económico en numerosas partes del mundo, es esencial no perder de vista la eficiencia de los costos, en particular prestando especial atención a los paquetes de compensación de expatriados. Dado que el apetito de las organizaciones por crecer y escalar rápidamente a nivel global continúa, es necesario contar con información precisa y transparente para remunerar de manera justa todo tipo de asignaciones, incluidas asignaciones a corto plazo y local plus.

Este estudio de Mercer es uno de los más completos del mundo y está diseñado para ayudar a compañías multinacionales y gobiernos a definir las estrategias de compensación para sus empleados expatriados. Nueva York es la ciudad de referencia para todas las comparaciones y los movimientos de divisas se miden en relación al dólar estadounidense.

El estudio analiza 375 ciudades en todo el mundo; el ranking de este año incluye 209 localidades a lo largo de cinco continentes y mide el costo comparativo de más de 200 rubros en cada urbe, incluida vivienda, transporte, comida, vestimenta, artículos para el hogar y entretenimiento.

“Maximizar el retorno de la inversión con menor cantidad de recursos y escasez de talento a nivel mundial, dificulta las iniciativas de crecimiento para las multinacionales”, según Bonic. “Las organizaciones deben garantizar que pueden facilitar los movimientos necesarios para impulsar los resultados de negocio ofreciendo paquetes de compensación justos y competitivos”.

Bonic añade que los costos de bienes y servicios varían con la inflación y la volatilidad de la moneda, en algunos casos aumentando y en otros disminuyendo los costos de las asignaciones en el extranjero. Los bajos niveles de inflación se han traducido en incrementos de costos bastante constantes en todo el mundo.

América

Las ciudades en los Estados Unidos han ascendido en el ranking debido a la fortaleza del dólar estadounidense frente a otras divisas importantes, además de la caída significativa de metrópolis de otras regiones, que ha favorecido el ascenso de las estadounidenses en la lista. Nueva York subió cinco lugares para posicionarse en el puesto 11 y es la ciudad con el costo de vida más alto de esta región. San Francisco (26) y Los Ángeles (27) escalaron once y nueve posiciones, respectivamente, con respecto al año pasado, mientras que Seattle (83) saltó veintitrés lugares. Entre otras localidades importantes de Estados Unidos, Honolulu (37) subió quince lugares, Washington DC (38) doce y Boston (47) diecisiete puestos. Portland (117) y Winston Salem (147), en Carolina del Norte, siguen siendo las urbes estadounidenses más baratas de las analizadas para expatriados.
 
Nathalie Constantin-Métral, directora de Mercer, responsable de la elaboración del ranking de la encuesta, señala: “A pesar de los incrementos de precio moderados en general, la mayoría de las ciudades en Estados Unidos han ascendido en el ranking debido principalmente a la presencia de un dólar fuerte”.

En América del Sur, Buenos Aires (41) se clasificó como la ciudad más cara, a pesar de haber caído veintidós lugares con respecto al año pasado. Puerto España, en Trinidad y Tobago (60) se ha convertido en la segunda ciudad más costosa de la región, desplazando hacia el tercer lugar San Juan (67), en Puerto Rico, que de antemano subió veintidós posiciones. Otras ciudades de América Latina como la Ciudad de México y Monterrey, en México, registraron un descenso a comparación del año pasado que se ubicaron en el lugar 137 y 182, respectivamente, para ahora posicionarse en los lugares 169 y 197, cada una.

“Las economías de los países de la región, siguen presentando retos importantes por la devaluación de sus monedas, conllevando a las empresas que hoy día tienen asignados internacionales, a tener mayor rigurosidad en el control y seguimiento de costos, así como en el volumen y duración de asignaciones internacionales”, dice Melissa Mata Sardi, líder de la práctica de Movilidad de Expatriados de Mercer para América Latina.
 
La mayoría de otras localidades de América del Sur cayeron en el ranking como consecuencia del debilitamiento de las monedas frente al dólar estadounidense, a pesar de los incrementos en los precios de bienes y servicios en naciones como Brasil, Argentina o Uruguay. “En general, los comportamientos de inflación sobre la canasta de productos para expatriados, se sigue moviendo en un dígito, pero éste no tiene mayor influencia en el comportamiento del ranking, por el remarcado impacto generado por la devaluación de monedas locales frente al dólar”. Mata Sardi también agrega, que pocas ciudades ascienden en posicionamiento y, nuevamente, esto se debe a economía dolarizada".

En particular, Sao Paulo (128) y Río de Janeiro (156) descendieron ochenta y ocho, y ochenta y nueve posiciones, respectivamente, a pesar del fuerte incremento de bienes y servicios. Lima (141) bajó diecinueve lugares, mientras que Bogotá (190) cuarenta y dos lugares. Managua (192) es la más barata en América Central y Monterrey (197) la más económica de Latinoamérica. Caracas, en Venezuela, ha sido excluida del ranking debido a la situación compleja de su moneda; su posición en el ranking hubiese sufrido una gran variación dependiendo del tipo de cambio oficial elegido. “El mayor reto de gestionar los paquetes de asignaciones en la región, es compensar competitivamente a pesar de las fluctuaciones de moneda, garantizando así el nivel adquisitivo neto de los asignados indistintamente del lugar donde se les pague” refiere Melissa.

Las ciudades canadienses continuaron descendiendo en el ranking de este año, principalmente debido al debilitamiento del dólar canadiense. La localidad con el costo de vida más alto del país, Vancouver (142), cayó veintitrés lugares. Toronto (143) diecisiete lugares, mientras que Montreal (155) y Calgary (162) quince y dieciséis posiciones, respectivamente.


Europa, Medio Oriente y África

Dos ciudades europeas se encuentran entre las 10 más caras. En el puesto número tres del ranking mundial, Zúrich sigue siendo la localidad europea más cara, seguida por Ginebra (8), tres posiciones más abajo que el año pasado. La siguiente en Europa en el ranking, Berna (13), descendió cuatro lugares con respecto al año pasado, tras el debilitamiento del franco suizo frente al dólar estadounidense.

Varias ciudades de Europa se mantuvieron relativamente constantes debido a la estabilidad del euro frente al dólar estadounidense. París (44), Milán (50), Viena (54) y Roma (58) permanecieron prácticamente sin cambios en comparación con el año pasado, mientras que Copenhague (24) y San Petersburgo (152) se ubicaron en el mismo puesto.

Otras, incluidas Oslo (59) y Moscú (67), cayeron veintiún y diecisiete lugares, respectivamente, como resultado de la pérdida significativa de valor de las monedas locales frente al dólar estadounidense. Londres (17) y Birmingham (96), en el Reino Unido, descendieron cinco y dieciséis lugares, respectivamente, mientras que las ciudades alemanas de Múnich (77), Frankfurt (88) y Dusseldorf (107) ascendieron en el ranking.

“A pesar de algunos aumentos marcados de precios en la región, varias monedas locales en Europa se han debilitado frente al dólar estadounidense, generando la caída de algunas ciudades en el ranking”, explicó Constantin-Métral. “Además, otros factores como los recientes problemas de seguridad, el descontento social y la preocupación por las perspectivas económicas han impactado en la región”.

Algunas ciudades de Europa Oriental y Central también ascendieron en el ranking, incluida Kiev (176) y Tirana (186) que subieron ocho y doce lugares, respectivamente.

Tel Aviv (19) sigue siendo la ciudad más cara para expatriados en Medio Oriente, seguida por Dubái (21), Abu Dabi (25) y Beirut (50). Jeddah (121) sigue siendo la más barata de la región a pesar de haber escalado treinta lugares. “Varias ciudades en Medio Oriente experimentaron un ascenso en el ranking debido al descenso de otras, además del fuerte incremento de los costos de alojamiento para extranjeros, particularmente en Abu Dabi y Jeddah”, señaló Constantin-Métral.

Contrariamente a haber perdido el primer puesto en la lista global, Luanda (2), en Angola, sigue siendo la ciudad de África con el costo de vida más alto del ranking. Sigue Kinshasa (6), que ascendió siete lugares con respecto a 2015. Habiendo subido un solo lugar, Yamena (9) es la siguiente ciudad africana en la lista, seguida por Lagos (13), en Nigeria, que subió siete posiciones Windhoek (209), en Namibia, se ubica como la ciudad más barata en la región y en el mundo.

Asia Pacífico

Este año, Hong Kong (1) se convirtió en la más cara para expatriados en Asia y en el mundo como consecuencia del descenso de Luanda en el ranking, debido al debilitamiento de su moneda local. Singapur (4) se mantuvo estable, mientras que Tokio (5) ascendió seis lugares. Siguen Shanghai (7) y Beijing (10). Shenzhen (12) subió dos lugares, mientras que Seúl (15) y Guangzhou (18), en China, cayeron siete y tres posiciones, respectivamente.

“El fortalecimiento del yen japonés provocó el ascenso de las ciudades japonesas en el ranking”, según Constantin-Métral. “Sin embargo, las ciudades chinas descendieron en el ranking debido al debilitamiento del yuan chino frente al dólar estadounidense”.

Mumbai (82) es la más cara de la India, seguida por Nueva Delhi (130) y Chennai (158). Kolkata (194) y Bangalore (180) son las ciudades indias más baratas del ranking. En otras partes de Asia, Bangkok (74), Kuala Lumpur (151) y Hanói (106) cayeron veintinueve, treinta y ocho, y veinte lugares, respectivamente. Bakú (172) experimentó la caída más drástica en el ranking, descendiendo más de cien lugares. La ciudad de Asjabad, en Turkmenistán, escaló sesenta y un lugares para posicionarse en el puesto 66 a nivel global.

Las australianas han experimentado algunas de las caídas más importantes en el ranking de este año por la depreciación de la moneda local frente al dólar estadounidense. Brisbane (96) y Canberra (98) descendieron treinta, y treinta y tres lugares, respectivamente, mientras que Sydney (42), la ciudad australiana más cara para expatriados, experimentó una caída relativamente moderada de once lugares. Melbourne descendió veinticuatro posiciones para ubicarse en el puesto 71 del ranking.

Mercer elabora informes individuales sobre costo de vida y costos de alquiler de vivienda para cada ciudad analizada. Para obtener más información acerca de los rankings de ciudades, visite
www.mercer.com/col  Para adquirir copias de los informes individuales de ciudades, visite https://www.imercer.com/products/cost-of-living.aspx

*Notas para los editores

Las cifras de las comparaciones de costo de vida y costos de alquiler de vivienda de Mercer surgen de una encuesta realizada en marzo de 2016. Como referencia para las mediciones se han utilizado los tipos de cambio vigentes a ese momento y la canasta internacional de bienes y servicios de Mercer de su encuesta de Costo de Vida.

Los gobiernos y las principales compañías utilizan datos de este estudio para proteger el poder adquisitivo de sus empleados cuando son transferidos al extranjero; los datos sobre precios de alquiler de vivienda se utilizan para evaluar las ayudas de vivienda para expatriados. La elección de las ciudades analizadas se basa en la demanda de datos.

Acerca de Mercer
Mercer es una consultora global líder en talento, salud, retiro e inversiones. Mercer ayuda a sus clientes en todo el mundo a mejorar la salud, el patrimonio y la carrera profesional de su activo más importante: su gente. Mercer cuenta con más de 20,000 empleados en 43 países, y opera en más de 140 países. Mercer es una subsidiaria de Marsh & McLennan Companies (símbolo de participación: MMC), un equipo global de compañías de servicios profesionales que ofrece a sus clientes asesoramiento y soluciones en materia de riesgo, estrategia, y capital humano. Con ingresos anuales de más de $13 mil millones de dólares y 60,000 empleados en todo el mundo, Marsh & McLennan Companies es además la casa matriz de Marsh, líder global en servicios de seguros y gestión de riesgos, Guy Carpenter, líder global en brindar servicios de riesgos y reaseguro, y Oliver Wyman, líder global en consultoría de gestión. Para obtener más información, visite www.mercer.com. Siga a Mercer en Twitter @MercerLatAm

Mercer también ofrece asesoramiento e información de mercado sobre la gestión de compensación internacional y de expatriados, y trabaja con compañías multinacionales y gobiernos en todo el mundo. Mercer posee una de las bases de datos más completas sobre políticas de asignaciones internacionales, prácticas de compensación, y datos globales sobre costo de vida, vivienda y asignaciones por desarraigo. Sus foros anuales de movilidad global y demás eventos ofrecen a las compañías las últimas tendencias e investigaciones sobre temas de movilidad. Visite https://www.imercer.com/EU/tabs/gm.aspx para obtener más detalles. Siga las noticias sobre movilidad de Mercer en Twitter: @MercerMobility.

 

 

INFORMACIÓN DE CONTACTO