El Índice Global de Pensiones revela la necesidad de reformar los sistemas de pensiones para reducir la brecha de género en los ingresos por jubilación

 
  • Las causas de la brecha de género en las pensiones son variadas, ya que todos los sistemas presentan deficiencias.
  • Islandia, país recientemente incorporado al estudio, encabeza la lista del Mercer CFA Institute Global Pension Index.    
  • El índice compara 43 sistemas previsionales, y cubre dos tercios de la población mundial.

 

Latinoamérica, 19 de octubre 2021.- El sistema previsional de Islandia ha sido nombrado el mejor del mundo tras su debut en la decimotercera edición del Mercer CFA Institute Global Pension Index (MCGPI). Holanda y Dinamarca ocupan el segundo y tercer puesto del ranking, respectivamente, después de haber estado compitiendo por el primer puesto durante una década. El estudio también revela que los sistemas de pensiones pueden contribuir en gran medida a reducir la brecha de género en las pensiones, un problema inherente a todos los sistemas.

 

El MCGPI es un estudio integral de los sistemas de pensiones a nivel global, que abarca dos tercios (65 %) de la población mundial. Compara los sistemas previsionales de todo el mundo, y resalta algunas de sus deficiencias y sugiriere posibles áreas de reforma que permitirían ofrecer beneficios de jubilación más adecuados y sostenibles. Los tres sistemas que encabezan la lista, todos ellos con una calificación A, se caracterizan por ser sostenibles y estar bien administrados, y por ofrecer sólidos beneficios a los individuos.

 

La presidenta y CEO del CFA Institute, Margaret Franklin, señala que resulta más importante que nunca entender cómo se pueden mejorar los beneficios de jubilación.

 

“La pandemia ha exacerbado las desigualdades socioeconómicas en numerosas partes del mundo. Y, desde una perspectiva de inversión a largo plazo, estamos inmersos en un entorno muy complejo, con tasas de interés históricamente bajas y, en algunos casos, con rendimientos negativos que afectan claramente la rentabilidad”, afirma Franklin.

 

“Para agravar la situación, la brecha de género en las pensiones plantea retos adicionales y urgentes, ya que las mujeres deben afrontar sus años de jubilación con menos beneficios. Teniendo en cuenta estas preocupaciones, la promesa de una jubilación segura depende de que los responsables políticos y las partes interesadas del sector tomen medidas colectivas para analizar las fortalezas y debilidades de los sistemas de pensiones, con el objetivo de ofrecer mayores beneficios de jubilación a todos los individuos”, señala.

 

El Dr. David Knox, socio senior de Mercer y principal autor del estudio, se mostró de acuerdo con Franklin, al afirmar que es fundamental que los participantes en el sector de pensiones actúen de inmediato.

 

“Los gobiernos de todo el mundo han respondido al COVID-19 con niveles significativos de estímulo económico, lo que ha aumentado la deuda pública y reducido la posibilidad de que los gobiernos puedan mantener a su población de edad avanzada en el futuro. Los sistemas previsionales de todo el mundo se inclinan cada vez más por planes de acumulación, en lugar de planes tradicionales de beneficios definidos. A pesar de los retos que se presentan, no es el momento de frenar la reforma de las pensiones, sino de acelerarla. Los individuos deben hacerse cada vez más responsables de sus propios ingresos de jubilación, y necesitan una fuerte regulación y gobernanza para recibir apoyo y protección”, asegura el Dr. Knox.

 

Diferencias de género en los resultados de las pensiones

 

El análisis del MCGPI reveló que no existe una causa única de la brecha de género en las pensiones, a pesar de que todas las regiones presentan diferencias significativas en el nivel de ingresos de jubilación según el género.

 

“Las causas de la brecha de género en las pensiones son diversas y variadas. Todos los países y regiones tienen problemas relacionados con el empleo, el diseño de las pensiones y las cuestiones socioculturales que colocan a las mujeres en una situación mucho más desfavorable que los hombres en lo que respecta a ingresos de jubilación”, señala el Dr. Knox.

 

Si bien ya conocemos perfectamente los problemas relacionados con el empleo que contribuyen en gran medida a la brecha de género (p. ej., más trabajadoras a tiempo parcial, períodos fuera del mercado laboral por responsabilidades de cuidado y salarios promedio más bajos), el estudio reveló que las deficiencias en el diseño de las pensiones contribuyen a agravar el problema. Esto incluye la no obligatoriedad de devengar beneficios previsionales durante la licencia parental, la ausencia de créditos de pensiones durante el cuidado de niños o padres mayores en la mayoría de los sistemas y la falta de indexación de las pensiones durante la jubilación, que tienen un mayor impacto en las mujeres debido a su mayor esperanza de vida.

 

“Sabemos que reducir la brecha de género en las pensiones implica un gran desafío, debido a la estrecha relación existente entre la pensión y el empleo y la estructura de ingresos. Sin embargo, en vista de que la pobreza entre las personas mayores es más común entre las mujeres, no podemos darnos el lujo de quedarnos de brazos cruzados”, afirma el Dr. Knox.

“El sector de pensiones puede adoptar una serie de medidas. En primer lugar, deben eliminar las restricciones de elegibilidad para que los individuos puedan afiliarse a los sistemas de pensiones relacionados con el empleo. Independientemente del salario, las horas de trabajo o la antigüedad, toda persona debe tener la posibilidad de participar en un plan de pensiones que le brinde beneficios adecuados.

“Los fondos de pensiones también pueden introducir créditos para quienes cuidan a los más pequeños y a los adultos mayores. Los cuidadores prestan un valioso servicio a la comunidad y no deberían verse perjudicados durante sus años de jubilación por haber estado fuera del mercado laboral formal”, afirma.


Cifras destacadas

 

Islandia obtuvo el valor más elevado del índice global (84.2), seguida inmediatamente por Holanda (83.5). Tailandia obtuvo el valor más bajo del índice (40.6).

El Índice utiliza el promedio ponderado de los subíndices de adecuación, sostenibilidad e integridad. Con relación a cada subíndice, el sistema previsional de Islandia ocupa el primer lugar del ranking en adecuación (82.7) y sostenibilidad (84.6), y el de Finlandia ocupa el primer lugar en integridad (93.1). En cuanto a los sistemas previsionales con los valores más bajos en todos los subíndices se encuentra el sistema de la India en adecuación (33.5), el de Italia en sostenibilidad (21.3) y el de Filipinas en integridad (35.0).

En comparación con 2020, China y Reino Unido son los países que han experimentado la mayor mejora como consecuencia de una importante reforma de las pensiones, que permitió mejorar los resultados para las personas y las regulaciones en materia de pensiones.

“En América Latina, estamos entusiasmados de compartir resultados en 7 países y, con muchas diferencias entre ellos, no existe una manera única de mejorar el sistema de pensiones perfecto. Sin embargo, vemos una serie de factores comunes que ayudarían a mejorar los sistemas de jubilación en la región. En muchos países, la adopción de medidas para aumentar la cobertura de los empleados, incluidos los trabajadores no estándar o los autónomos, sería un objetivo importante para proporcionar ingresos de jubilación adecuados para todos. Además, instituir edades mínimas para acceder a los ahorros para la jubilación ayudará a preservar estos activos para su uso en la vida más adelante.” Martyn James, Líder de Wealth para Mercer Latinoamérica.

 

Resultados del Mercer CFA Institute Global Pension Index 2021

Sistema

Valor global del índice

Valores de los subíndices

Adecuación

Sostenibilidad

Integridad

 Argentina (42)

41.5

52.7

27.7

43.0

 Australia (6)

75.0

67.4

75.7

86.3

 Austria (33)

53.0

65.3

23.5

74.5

 Bélgica (17)

64.5

74.9

36.3

87.4

 Brasil (30)

54.7

71.2

24.1

71.2

 Canadá (12)

69.8

69.0

65.7

76.7

 Chile (16)

67.0

57.6

68.8

79.3

 China (28)

55.1

62.6

43.5

59.4

 Colombia (25)

58.4

62.0

46.2

69.8

 Dinamarca (3)

82.0

81.1

83.5

81.4

 Finlandia (7)

73.3

71.4

61.5

93.1

 Francia (21)

60.5

79.1

41.8

56.8

 Alemania (14)

67.9

79.3

45.4

81.2

 Hong Kong SAR (18)

61.8

55.1

51.1

87.7

 Islandia (1)

84.2

82.7

84.6

86.0

 India (40)

43.3

33.5

41.8

61.0

 Indonesia (35)

50.4

44.7

43.6

69.2

 Irlanda (13)

68.3

78.0

47.4

82.1

 Israel (4)

77.1

73.6

76.1

83.9

 Italia (32)

53.4

68.2

21.3

74.9

 Japón (36)

49.8

52.9

37.5

61.9

 Corea (38)

48.3

43.4

52.7

50.0

 Malasia (23)

59.6

50.6

57.5

76.8

 México (37)

49.0

47.3

54.7

43.8

 Holanda (2)

83.5

82.3

81.6

87.9

 Nueva Zelanda (15)

67.4

61.8

62.5

83.2

 Noruega (5)

75.2

81.2

57.4

90.2

 Perú (29)

55.0

58.8

44.2

64.1

 Filipinas (41)

42.7

38.9

52.5

35.0

 Polonia (27)

55.2

60.9

41.3

65.6

 Arabia Saudita (26)

58.1

61.7

50.9

62.5

 Singapur (10)

70.7

73.5

59.8

81.5

 Sudáfrica (31)

53.6

44.3

46.5

78.5

 España (24)

58.6

72.9

28.1

78.3

 Suecia (8)

72.9

67.8

73.7

80.0

 Suiza (11)

70.0

65.4

67.2

81.3

 Taiwán (34)

51.8

40.8

51.9

69.3

 Tailandia (43)

40.6

35.2

40.0

50.0

 Turquía (39)

45.8

47.7

28.6

66.7

 Emiratos Árabes Unidos (22)

59.6

59.7

50.2

72.6

 Reino Unido (9)

71.6

73.9

59.8

84.4

 Uruguay (20)

60.7

62.1

49.2

74.4

 EE. UU. (19)

61.4

60.9

63.6

59.2

Promedio

61.0

62.2

51.7

72.1

 

ARGENTINA | 42° en el Ranking

El sistema previsional argentino comprende un sistema de reparto, junto con planes de pensiones profesionales e individuales voluntarios que se pueden ofrecer a través de fondos internos de empleadores, compañías de seguro o fideicomisos de pensiones.

 

Argentina podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Incrementar la cobertura de los empleados en planes de pensiones profesionales a través de la afiliación o inscripción automática, lo que aumentaría el nivel de contribuciones y activos
  • Introducir un nivel mínimo de contribuciones obligatorias a un fondo de ahorro para la jubilación
  • Introducir una edad mínima para acceder a los beneficios de los planes de pensiones privados
  • Mejorar los requisitos reglamentarios para el sistema privado de pensiones

 

El valor del índice de Argentina descendió de 42.5 en 2020 a 41.5 en 2021, debido principalmente al menor acceso a la vivienda propia y a algunas aclaraciones de datos en el subíndice de adecuación.

 

BRASIL | 30° en el Ranking

El sistema previsional brasileño comprende un sistema de reparto con mayores tasas de reemplazo para los asalariados de bajos ingresos, y planes de pensiones profesionales e individuales voluntarios que pueden ofrecerse a través de compañías de seguros o fideicomisos de pensiones.

 

Brasil podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Incrementar la cobertura de los empleados en planes de pensiones profesionales a través de la afiliación o inscripción automática, lo que aumentaría el nivel de contribuciones y activos
  • Introducir un nivel mínimo de contribuciones obligatorias a un fondo de ahorro para la jubilación
  • Introducir una edad mínima de acceso para que los beneficios se conserven para la jubilación, principalmente en el caso de planes de pensiones implementados en compañías de seguros
  • Permitir a las personas jubilarse gradualmente mientras reciben una parte de la pensión

 

El valor del índice de Brasil aumentó ligeramente de 54.5 en 2020 a 54.7 en 2021, debido principalmente a los mayores niveles de crecimiento económico real.

 

CHILE | 16° en el Ranking

El sistema previsional chileno comprende una asistencia social en función de los ingresos; un sistema de capitalización individual obligatoria basado en las contribuciones de los empleados, cuyas cuentas individuales son administradas por un pequeño número de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP); y un sistema de planes complementarios patrocinados por los empleadores (los planes APVC).

 

Chile podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Aumentar el nivel de apoyo mínimo para los adultos mayores más necesitados.
  • Aumentar la edad de jubilación de las mujeres.
  • Introducir una edad mínima para acceder a los beneficios de jubilación de los planes de pensiones privados.
  • Exigir que se pongan a disposición de todos los afiliados informes anuales de planes de pensiones.

 

El valor del índice de Chile se mantuvo en 67.0 entre 2020 y 2021, ya que las ganancias derivadas de las mayores tasas netas de reemplazo fueron compensadas por las menores tasas de participación en la fuerza laboral a edades más avanzadas.

 

COLOMBIA | 25° en el Ranking

El sistema previsional colombiano comprende una pensión en función de los ingresos que se paga a los más necesitados (BEPS y Colombia Mayor), y dos sistemas de pensiones paralelos y mutuamente excluyentes. El primero es un plan de reparto de beneficios definidos y el segundo es un sistema de cuentas individuales financiadas que se ofrecen a través de instituciones financieras calificadas; los individuos pueden realizar contribuciones voluntarias adicionales para incrementar los beneficios de jubilación y/o reducir los impuestos. El empleado opta por adherirse a un sistema con la opción de cambiarlo más adelante, dentro de ciertas restricciones. Los porcentajes de aportes y contribuciones del empleador y del empleado son las mismas para ambos sistemas.

 

Colombia podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Aumentar el nivel de apoyo mínimo para los adultos mayores más necesitados.
  • Aumentar el nivel de ahorro de los hogares.
  • Incrementar la cobertura de los empleados en planes de pensiones, lo que aumentaría gradualmente el nivel de activos.
  • Aumentar la edad de pensión estatal con el tiempo.
  • Introducir acuerdos para proteger los intereses previsionales de ambas partes en un divorcio.

 

El valor del índice de Colombia descendió ligeramente, de 58.5 en 2020 a 58.4 en 2021, debido principalmente a una caída en las tasas de participación en la fuerza laboral a edades más avanzadas.

 

MÉXICO | 37° en el Ranking

El sistema previsional mexicano comprende un esquema obligatorio y de capitalización que está en transición desde 1997 de un sistema de beneficios definidos a uno de contribución definida para empresas privadas, y desde 2007 está en transición de un sistema de beneficios definidos a uno de contribución definida para empleados públicos; estos esquemas incluyen una pensión pública mínima y, en algunos casos, planes complementarios no obligatorios del sector privado.

A partir de los 65 años de edad se paga una pensión de jubilación universal a todos los mexicanos.

La Ley del Seguro Social Obligatorio (sector privado) al momento de la jubilación fue modificada en 2021 con el objetivo de aumentar los beneficios de jubilación elegibles para los trabajadores, e incrementar la contribución total del 6.5% al 15%.

 

México podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Introducir el requisito de que parte del beneficio de jubilación de los regímenes privados de pensiones se tome como un flujo de ingresos.
  • Incrementar el nivel de contribuciones financiadas, lo que aumentaría el nivel de activos a lo largo del tiempo.
  • Promover una mayor participación en la fuerza laboral a edades más avanzadas.
  • Mejorar los requisitos de gobierno para el sistema de pensiones privado, incluida la necesidad de niveles mínimos de financiación en los planes de beneficios definidos.
  • Optimizar el nivel de comunicación requerido a los afiliados de los planes de pensiones.

 

El valor del índice de México se incrementó de 44.7 en 2020 a 49.0 en 2021, debido principalmente a un aumento de la tasa de reemplazo neta, como se comentó en el Capítulo 3.

 

PERÚ | 29° en el Ranking

El sistema previsional peruano comprende una pensión en función de los ingresos que se paga a los más necesitados y dos sistemas de pensiones paralelos y mutuamente excluyentes. Las personas pueden elegir al afiliarse entre un sistema público de reparto de beneficios definidos y un sistema de contribución definida totalmente financiado y administrado por el sector privado. Solo las personas acogidas al sistema de beneficios definidos pueden cambiar, ya que se trata de una decisión irreversible. Los empleadores no realizan contribuciones al sistema, todos los aportes son realizados por el empleado; sin embargo, se permiten contribuciones voluntarias del empleador.

 

Perú podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Introducir un nivel de apoyo mínimo para los adultos mayores más necesitados.
  • Incrementar la cobertura de los empleados en planes de pensiones. profesionales, lo que aumentaría el nivel de contribuciones y activos
  • Reducir el acceso a los activos de pensiones antes de la jubilación.
  • Permitir a las personas jubilarse gradualmente mientras reciben una parte de la pensión.
  • Mejorar los requisitos de gobernanza para el sistema privado de pensiones.

 

El valor del índice de Perú descendió de 57.2 en 2020 a 55.0 en 2021, debido principalmente a una caída en las tasas de participación en la fuerza laboral a edades más avanzadas.

 

URUGUAY | 42° en el Ranking

El sistema previsional uruguayo comprende una pensión estatal en función de los ingresos y sistemas de pensiones privadas obligatorias. Los aportes y contribuciones obligatorios de los empleadores y empleados se pagan tanto al sistema de reparto como a un fondo de pensiones privado.

 

Uruguay podría mejorar su sistema previsional mediante las siguientes acciones:

 

  • Aumentar la pensión pública mínima de los adultos mayores más necesitados.
  • Mejorar los requisitos de gobernanza para el sistema privado de pensiones.
  • Aumentar la edad de la pensión estatal a medida que aumenta la esperanza de vida.
  • Exigir que parte del beneficio de jubilación se tome como un flujo de ingresos.

 

El valor del índice de Uruguay para 2021 es 60.

Acerca del Mercer CFA Institute Global Pension Index

 

El Índice Global de Pensiones compara los sistemas previsionales de todo el mundo, y resalta algunas de sus deficiencias y sugiriere posibles áreas de reforma que permitirían ofrecer beneficios de jubilación más adecuados y sostenibles.

 

El Índice Global de Pensiones es un proyecto de investigación conjunto patrocinado por el CFA Institute, la asociación mundial de profesionales de la inversión, en colaboración con el Centro Monash para estudios financieros (MCFS), que forma parte de la Escuela de Negocios de la Universidad de Monash, y Mercer, líder global en redefinir el mundo del trabajo y transformar los resultados de jubilación e inversión.

 

Este año, el Índice Global de Pensiones compara 43 sistemas previsionales en todo el mundo y cubre dos tercios (65 %) de la población mundial. El índice 2021 incluye cuatro sistemas nuevos: Islandia, Taiwán, Emiratos Árabes Unidos y Uruguay.

 

El Índice Global de Pensiones utiliza el promedio ponderado de los subíndices de adecuación, sostenibilidad e integridad para medir cada sistema de jubilación en función de más de 50 indicadores.

 

Para obtener más información acerca del Mercer CFA Institute Global Pension Index, haga clic aquí.

 

Acerca de Mercer

Mercer construye futuros más brillantes al redefinir el mundo del trabajo, transformar los resultados del retiro y las inversiones y dar paso a un verdadero estado de salud y bienestar. Mercer cuenta con más de 25 000 empleados radicados en 43 países y opera en más de 130 mercados. Mercer es una empresa de Marsh McLennan (NYSE: MMC), la principal firma líder mundial en servicios profesionales en las áreas de riesgo, estrategias y personas, con 78 000 colegas e ingresos anuales de más de $18 mil millones de dólares. A través de sus subsidiarias líderes en el mercado, tales como Marsh, Guy Carpenter y Oliver Wyman, Marsh McLennan ayuda a los clientes a transitar por un entorno cada vez más dinámico y complejo. Para obtener más información, visite www.mercer.com. Síganos en Twitter @Mercer.

 

Acerca del CFA Institute

El CFA Institute es la asociación global de profesionales de inversión que establece el estándar de excelencia y acreditación profesional. La organización fomenta el comportamiento ético en los mercados de inversión y es una fuente de conocimiento muy respetada en la comunidad financiera internacional. Nuestro objetivo es crear un entorno en el que prevalezcan los intereses de los inversores, los mercados funcionen de manera óptima y las economías crezcan. Existen más de 175 000 titulares de CFA® en todo el mundo, en más de 160 mercados. El CFA Institute cuenta con nueve oficinas en todo el mundo y 159 sociedades miembro locales. Para obtener más información, visite www.cfainstitute.org o síganos en Linkedin y Twitter @CFAInstitute

 

 

Acerca del Centro Monash para estudios financieros (MCFS)

El MCFS es un centro de investigación con sede en la Escuela de Negocios de la Universidad de Monash, Australia, que tiene por objeto aportar rigor académico a la investigación de temas de importancia práctica para la industria financiera. Asimismo, a través de sus programas de participación, facilita el intercambio bidireccional de conocimientos entre académicos y profesionales. La agenda de investigación de desarrollo del Centro es amplia, pero actualmente se concentra en cuestiones de interés para la industria de la gestión de activos, como ahorros para la jubilación, finanzas sostenibles y disrupción tecnológica. 

Contacto