A raíz del cierre de escuelas y lugares de trabajo y de las preocupaciones por la salud de la familia provocadas por el COVID-19, los empleadores y empleados se vieron obligados a experimentar nuevas formas de trabajo flexible. En su mayor parte, esta experiencia ha sido un éxito sorprendente y ha permitido a los empleadores descubrir la capacidad de adaptación de su fuerza laboral. 

 

Antes de la pandemia, los ejecutivos creían que solo el 45% de la fuerza laboral era capaz de adaptarse a un nuevo mundo de trabajo. Sin embargo, el COVID-19 ha puesto fin a esa creencia: actualmente, más del 90 % de los empleadores afirman que la productividad se ha mantenido igual o ha mejorado en el caso de los colaboradores que trabajan de forma remota, y el 82 % afirma que implementará el trabajo flexible a mayor escala después de la pandemia, según se desprende de una encuesta sobre flexibilidad realizada por Mercer

 

No obstante, el trabajo flexible no ha estado exento de dificultades: los empleados trabajan en promedio tres horas más por día; el 41% de los empleados ha informado que experimenta un nuevo o mayor dolor en los hombros, la espalda o las muñecas desde que trabajan desde casa; y debido a diversos factores, el 65% de los empleadores ha evidenciado un aumento en el uso de la salud conductual.

 

Descargue el informe completo para descubrir cómo comenzar a diseñar una estrategia de trabajo flexible para su organización.


Lauren Mason
Lauren Mason

Principal, Career

Kate Bravery
Kate Bravery

Global Advisory Solutions & Insights Leader at Mercer

Sebastian Vázquez
Sebastian Vázquez

Líder de Talento para LATAM en Mercer

Descargue el reporte completo

Complete el siguiente formulario para descargar su copia del Informe Flexibilidad Laboral.

*Campos obligatorios