Licencia de paternidad

Licencia de Paternidad

Una forma de adaptarse a los nuevos modelos de familia

Hoy día lo ‘normal’ o la norma de las familias en todo el mundo es la diversidad de dinámicas y composiciones. En consecuencia, las empresas y los gobiernos han tenido que adaptarse al cambio y encontrar nuevas formas de atraer y retener el talento. Entre esas medidas se encuentra la extensión de la licencia de paternidad.

Desde las familias en las que el padre cuida de los niños hasta las de parejas homoparentales, pasando por las de padres o guardianes adoptivos y otras configuraciones, la realidad es que la vida de muchas personas ya no opera dentro de una percepción tradicional de familia. Por lo tanto, la extensión de la licencia de paternidad para el papá, empleados de medio tiempo y proveedores secundarios de cuidados, sin importar su género, se ha convertido en una medida clave para crear mundos laborales más inclusivos.

En este contexto, Mercer realizó su más reciente Reporte Global sobre Licencias de Maternidad, Paternidad y Adopción. El estudio, que recaba información de 1,500 compañías en 50 países, revela que muchas empresas están ofreciendo prestaciones superiores a las de ley para ser más atractivas y retener al talento dentro la organización.

De hecho, aproximadamente una tercera parte de las compañías a nivel mundial (38%) da a sus empleados prestaciones de licencia de paternidad por encima de lo requerido por ley. “Se trata de adaptarse a la nueva realidad de sus empleados -comenta Ilya Bonic, Socia Senior y Presidente de Talento de Mercer-. Y es que los nuevos roles de género, la adopción por parte de parejas del mismo sexo y otros cambios en la familia convierten a las políticas laborales en una herramienta importante para que las empresas sigan siendo atractivas para las nuevas generaciones”.

Mientras tanto, en América

En términos generales, el continente americano registra el porcentaje más bajo de compañías con prestaciones de licencia de paternidad superiores a las de ley (33%). Sin embargo, esto no significa que no se esté progresando en la materia. Si bien los Estados Unidos y Canadá lideran en rubros como elegibilidad (69% de sus empresas otorgan licencia al padre o proveedor secundario de cuidados, independientemente de su género); América Latina también ha demostrado estarse modernizando en este tema.

Argentina, por ejemplo, se encuentra en el top 10 de países que ofrecen prestaciones superiores a las de ley en todo el mundo (precedido por Hong Kong y seguido por Singapur); mientras que los tres países del continente en los que más empleados hacen uso de su licencia son Chile, Argentina y Brasil.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que en algunos de los países en cuestión no se pide a las empresas que ofrezcan estas prestaciones, por lo que toda oferta se considera “por arriba” de lo exigido por la ley.

Esto nos habla de casos en los que el mundo empresarial se muestra más preocupado por atender estas necesidades que los gobiernos, y que está aplicando esta clase de prestaciones sin necesidad de medidas coercitivas. Y es que, para muchas de estas organizaciones, dar mejores prestaciones de licencia de paternidad se está convirtiendo en una medida clave para asegurar que sus empleados refrenden su compromiso.

De hecho, la Licencia de Paternidad llega en un momento de sus vidas en el que los empleados son particularmente susceptibles a otras ofertas: cuando están formando una familia.

La importancia de los números

El mundo empresarial requiere información precisa y actualizada sobre toda clase de temas, desde tendencias salariales hasta beneficios reglamentarios locales, para definir políticas adecuadas para la adquisición y retención de talento. Pero más allá de eso, la realización de estudios como el realizado por Mercer es vital para apoyar la diversidad y la inclusión en las empresas, puesto que quienes luchan por estas causas muchas veces carecen de la evidencia adecuada para lograr que los líderes de negocio respalden sus iniciativas.  

Trátese de igualdad de género (véase When Women Thrive), cuestiones de salario emocional o licencia de paternidad, estas iniciativas son clave para que la organización capitalice al máximo el talento del que dispone, vea crecer a su gente y reclute al mejor recurso humano.

 

Si estás interesado en adquirir el Reporte Global de Licencia de Paternidad 2016 de Mercer da clic aquí.