Una manufactura con buenas perspectivas, tasas de crecimiento en recuperación y mercados emergentes con un mejor desempeño que los países desarrollados son algunos de los escenarios que se podrían dar en 2020.

Sin embargo, para que ese panorama positivo se convierta en realidad, en parte es necesario que la guerra comercial entre Estados Unidos y China no se intensifique y que los mercados laborales mundiales sigan fuertes. El reporte sobre el panorama económico de 2020 realizado por Mercer sirve para saber cuáles son los factores clave para entender el camino que seguirá la economía este año:

Estados Unidos

En el mercado laboral veremos una tasa de desempleo estabilizándose por debajo del 4%. Esto seguirá presionando moderadamente el alza en los salarios, lo que a su vez se traducirá en un aumento la confianza de los consumidores, factor crucial para el crecimiento económico. Si –como es de esperarse– la guerra comercial con China no se intensifica, veremos un repunte de la confianza empresarial.

China

Sus perspectivas mejoraron una vez que las autoridades tomaron medidas para estimular la economía. Desde luego, mucho depende de qué suceda en la guerra comercial con Estados Unidos, en la cual –al parecer– se vislumbra un acuerdo comercial provisional de “fase 1”, donde las dos partes accederían a algunos acuerdos más directos (como la compra de ciertos bienes) y se eliminarían los aumentos arancelarios previstos. Por tanto, se retrasarían a la “fase 2” temas más complicados sobre propiedad intelectual.

Europa, Japón y los países emergentes

En Europa y Japón se espera la recuperación del crecimiento económico gracias a la fortaleza del mercado laboral y al repunte de la actividad comercial mundial. Por su parte, los países emergentes muestran fundamentos económicos sólidos. No obstante, es probable que la guerra comercial sea decisiva para que estos países vuelvan a la tendencia.

855035346

 

Inflación

El indicador cayó en 2019 y vislumbra un aumento moderado en 2020. En Estados Unidos permanecerá cerca del objetivo del 2% de la Reserva Federal (FED) a medida que el mercado laboral continúe constreñido. También es probable que la inflación aumente poco en la eurozona y Japón, dada la fortaleza de los mercados laborales y la recuperación del crecimiento.

Renta variable

En 2019 estos mercados tuvieron un buen año. Aunque es probable que el costo de capital aumente ligeramente, el crecimiento de las ganancias se recuperará. Por supuesto, aquí tendrán mucho que ver las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Mercado de bonos

Es un hecho: los inversionistas deben recordar las consecuencias del dinero “fácil”. En general, para los bancos centrales de países desarrollados, 2018 fue el año de ajuste y 2019 el año de relajación. ¿Qué será 2020? Todo indica que será el año de poner pausa.

Mercados de divisas

El dólar estadounidense estuvo prácticamente ‘flat’ en 2019. El yen japonés subió (alrededor del 2%) debido a su demanda como ‘refugio’ seguro, mientras que el euro se deslizó cerca del 3%, resultado de un bajo rendimiento económico.

La libra esterlina (Reino Unido) subió alrededor del 3%, ya que la probabilidad de un Brexit disminuyó (al cierre de 2019). Finalmente, las monedas de los mercados emergentes bajaron alrededor del 2% resultado de los vientos en contra de las guerras comerciales.

Tensiones comerciales China-EU

Las guerras comerciales generan un importante daño a la economía global: la incertidumbre que suscitan hace que las empresas retrasen sus inversiones y aumenten sus costos.

Al momento de la publicación de este informe (finales de 2019), se estaba viviendo un momentum positivo en las negociaciones entre China y Estados Unidos, con ambas partes dispuestas a comprometerse. Posiblemente Estados Unidos cancelaría más aranceles y quizá China se comprometería a comprar más productos agrícolas estadounidenses. Pero ese momentum no significa el fin de las fricciones.

Temas complicados, como propiedad intelectual, serán fuente de volatilidad en los próximos meses, y es probable que su discusión se postergue hasta pasadas las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

No está de más recordar que la geopolítica sigue siendo un riesgo clave. Tendremos que seguir de cerca las tensiones en Siria, las protestas en Hong Kong y las fricciones entre Irán y Estados Unidos.

Como es costumbre, los informes trimestrales de Mercer de asignación dinámica de activos globales te brindarán una evaluación actualizada sobre oportunidades y riesgos.

Te recomendamos acercarte a nuestros expertos. Ellos cuentan con la experiencia para ayudarte a establecer una mejor estrategia en tu cartera.

 

Los mercados emergentes

Los mercados emergentes merecen una explicación aparte. Por lo pronto, basta saber que la mayor parte de los países emergentes presentan fundamentos económicos sólidos. No obstante, la guerra comercial será un factor decisivo para que estas economías vuelvan a una tendencia de mayores ritmos de crecimiento.

Contacte a un consultor de Mercer

Llena el siguiente formulario para recibir más información sobre estos temas y sobre las soluciones de Mercer en materia de bienestar, salud y carrera.

*Campos requeridos