5 razones para contratar compañías de bajo rendimiento en lugar de empresas líderes en la industria

5 razones para contratar compañías de bajo rendimiento en lugar de empresas líderes en la industria

Nuestras perspectivas / Voice on Growth /

5 razones para contratar compañías de bajo rendimiento en lugar de empresas líderes en la industria
Ver también:
Calendar07 febrero 2019

1. La falacia del éxito continuo

La industria de inversiones está predispuesta a considerar el éxito pasado como un indicador del éxito futuro. La lógica nos indica que las compañías que han generado resultados positivos en el pasado tienen el talento, la mentalidad y los recursos necesarios para generar los mismos resultados en el futuro. Sin embargo, este sesgo puede resultar engañoso. El éxito continuo nunca está garantizado en la industria de inversiones, e incluso podría considerarse un pasivo. Una de las características innatas de las personas es su naturaleza falible, y las compañías de inversión están dirigidas por personas, quienes son proclives a todo lo que conlleva el éxito: apatía, soberbia, y a que la inercia del pasado los lleve a la complacencia. El mundo está lleno de parábolas sobre los innumerables peligros del éxito, y la naturaleza humana está siempre en el centro de tales fracasos.

El proverbio chino “Los espectadores ven más del juego que los propios jugadores”, destaca los riesgos de adoptar un punto de vista limitado y por qué resulta conveniente consultar opiniones externas. Basarse exclusivamente en recursos probados puede llevar a una cámara de resonancia de las mismas estrategias, actitudes e ideas conforme avanza el tiempo. La tendencia de la industria de inversiones a considerar el éxito pasado como un indicador del éxito futuro es un sesgo comprensible, pero frágil. Replicar estrategias efectivas es una fórmula que lleva a la obsolescencia en una industria en constante evolución. Por el contrario, las compañías con bajo rendimiento, muy conscientes de sus propios defectos, siempre están pensando en nuevas oportunidades para el futuro. Los CIO experimentados que han sido testigos de los riesgos inherentes al supuesto éxito continuo se inclinan más a valorar la creatividad y la creación de futuro. Basta con mirar hacia atrás para ver cuánto ha cambiado la industria de la inversión en los últimos diez o veinte años. El cambio nunca se detiene.

2. La trampa de la complacencia

Los CIO deben ejercer la debida diligencia en nombre de sus clientes al evaluar los beneficios percibidos de trabajar con las compañías de inversión con mayor éxito en la actualidad. La complacencia es una trampa psicológica muy fuerte y común. Después de todo, si los clientes están contentos y se genera valor, ¿por qué cambiar? Sin embargo, la complacencia es engañosamente silenciosa; pasa desapercibida en el tiempo, casi imperceptiblemente, y se convierte en parte de la cultura y de las rutinas operativas de una compañía. La complacencia, como la consecuencia del éxito, puede enmascararse como éxito en sí mismo y arraigarse tan pronto como una compañía comienza a darse palmaditas en la espalda, y a mostrar sus últimos premios de la industria bajo las luces brillantes de la vitrina (¡los has visto! ).

El antídoto contra la complacencia es la vigilancia, la humildad y la acción. Las compañías de inversión deben buscar ideas innovadoras o diferentes, y aprender a aprovechar las nuevas tecnologías y regulaciones. Puede que las compañías exitosas ignoren la inevitabilidad y el amplio poder del cambio debido a que están cegados por el brillo de sus fortunas actuales. Lo que funcionó ayer sin duda funcionará hoy y probablemente mañana, piensan. Todas las compañías de inversión, independientemente de sus circunstancias actuales, deben centrarse en lo que viene después. Las compañías que experimentan con estrategias y mecanismos que pueden ofrecerles una ventaja competitiva es más probable que se anticipen al cambio en lugar de perseguirlo. Las compañías de inversión que tienen algo que demostrarse a sí mismas y al mercado, introducen el cambio como una oportunidad.   

  Contacte a un consultor
Nos dará mucho gusto hablar con usted. Por favor complete el siguiente formulario:
*Campos requeridos