El futuro de las cadenas de bloques: el empoderamiento a través de los datos personales | Mercer 2019

El futuro de las cadenas de bloques: el empoderamiento a través de los datos personales | Mercer

Nuestras perspectivas / Voice on Growth /

El futuro de las cadenas de bloques: el empoderamiento a través de los datos personales
Ver también:
Future Returns: Analyzing China’s A-Share Market as an Asset Class
Calendar18 abril 2019

Músicos, poetas y filósofos han pasado vidas enteras preguntándose "¿quién soy yo?". En un futuro no tan distante, la respuesta a esa pregunta podrá almacenarse en nuestros perfiles personales de cadenas de bloques, especie de "arcas" que contienen los detalles de cada decisión, acción y compra que hemos hecho desde el día en que nacimos. Dígale adiós a su acta de nacimiento, al historial crediticio, al pasaporte, a su currículum y a su historia clínica, y dígale hola al futuro de las cadenas de bloques: su perfil de cadenas de bloques. Su única respuesta a la pregunta "¿quién es usted?" será un registro cronológico, totalmente detallado e inalterable que dirá con más certeza que nunca "este soy yo".

La tecnología de cadenas de bloques no vivirá en nuestros pensamientos, emociones, sueños o pesadillas, ni capturará los diálogos íntimos que la gente revela en diarios personales o mientras habla con el espejo del baño por la mañana. Sin embargo, la tecnología de cadenas de bloques nunca olvidará el momento en que se rompió el brazo subiéndose a un barandal cuando tenía cinco años, cómo se disparó su ritmo cardíaco cuando conoció a su cónyuge, volcando su bebida, o que pagó un extra por la entrega urgente de un nuevo par de zapatos negros. Esos, los de la boda de su prima.

Quizás, la tecnología de cadenas de bloques no sea el "usted" que los filósofos griegos tenían en mente, pero sí que será el "usted" que ve el resto del mundo; idealmente, con su permiso.

Conozca sus derechos en un mundo digital

Las empresas quieren tener acceso a sus decisiones. La información acerca de por qué elige ir de vacaciones a Vietnam, comer mejillones en su lugar italiano favorito todos los martes por la noche o solo usar un cepillo de cerdas medianas es valiosa para las empresas que desean venderle boletos de avión, mariscos frescos y pasta de dientes (a usted y a la gente como usted). Cada decisión que toma en línea y cada acción que emprende constituyen datos que revelan parte de su personalidad y de sus procesos de pensamiento.

En los últimos años, tanto empresas como legisladores han debatido sobre cuánto acceso deberían tener las empresas a las decisiones personales de un individuo, especialmente acerca de lo que leen, dónde hacen clic y qué compran en línea. Si bien hay fuerzas poderosas que intentan retener el control sobre los datos que los individuos generan al utilizar servicios en línea, los vientos están cambiando y el impulso normativo está comenzando a favorecer al individuo.

En mayo de 2018, la Unión Europea promulgó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que establece firmemente los derechos legales básicos con respecto a la privacidad, propiedad, control, consentimiento y portabilidad de los datos para todos sus ciudadanos, independientemente de dónde vivan.1 En los Estados Unidos, la Ley HIPAA de prácticas de confidencialidad dictamina las normas nacionales para proteger los historiales médicos de los individuos y otra información personal relacionada con la salud2.

Estas normas se implementaron para proteger a los ciudadanos de organizaciones que puedan tratar de usar datos personales para fines distintos a los de su recopilación o para los que el usuario haya dado explícitamente su consentimiento, y proporcionan instrumentos para imponer sanciones considerables a las entidades que violen esas leyes. En una era de transformación digital, es fundamental que las personas aprecien el valor de sus datos personales y el alcance de su derecho a la privacidad.

  Contacte a un consultor
Nos dará mucho gusto hablar con usted. Por favor complete el siguiente formulario:
*Campos requeridos