Lo que el mundo puede aprender del éxito del comercio electrónico en China

Woman start up owner of big prosperous enterprise is working on laptop computer during her business trip to China, while sitting in coffee shop in skyscraper near window with view of metropolitan city; Shutterstock ID 484939480; PO: 123

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva.

Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización

El enfoque de cambiar por una economía digital del gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4

Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología. Al mismo tiempo, los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital.

Las inversiones se enfocan en el futuro digital

Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6

Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8

Jackson Kam
by Jackson Kam

Career Practice Leader, Talent Strategy Jackson has more than 20 years of experience in strategy and HR consulting. He acts as senior advisor to more than 50 leading companies in more than 10 countries, covering both strategy development and hands-on implementation.

Regional Practice Leader at Mercer

Contacte a un consultor

Nos dará mucho gusto hablar con usted. Por favor complete el siguiente formulario:
*Campos requeridos